Ley vasca de custodia compartida II

 

  • Ley 7/2015, de 30 de Junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitoresLey Vasca de Custodia compartidaAdemás, es necesaria otra vivienda, para cuando el padre o madre no conviva con los hijos. También es necesario conciliar horarios y disponibilidad de ambos padres, en lo que influirá notablemente su actividad laboral o profesional y otras circunstancias.

  • La Ley surge a partir de una iniciativa popular, respaldada por 85.000 firmas

  • Regula las consecuencias familiares tras la ruptura de los padres, sea por divorcio, separación o cesación de la convivencia de hecho

  • Considera en su exposición de motivos la custodia compartida como el “régimen más adecuado en los casos de separación o divorcio

  • Siempre toma como base el interés superior de los menores

 Objetivos de la Ley

Ya anunciábamos en otro comentario, que este sistema sirve para resolver y tratar de dar solución a las crisis matrimoniales o de parejas, o simplemente a la adopción de medidas en relación a hijos y sus modificaciones.

Ambito de aplicación

El régimen se aplicará a las familias o a padres que residan en el País Vasco.

Garantías de los derechos de los menores

Se prevé la intervención de Ministerio Fiscal como garante de los derechos de los menores y la audiencia a los que, aún menores, tengan suficiente madurez y comprensión.

En todo caso, deben de ser oídos los mayores de 12 años.

Ley Vasca de custodia compartida

Ley Vasca de custodia compartida

Ausencia de previsión o acuerdo de los padres

Trataremos aquí el supuesto de falta de acuerdo o de previsión en un acuerdo previo.

Nos centraremos en el caso de que sea el Juez quien deba determinar el régimen de guarda y custodia, por ausencia de consenso de los progenitores, en cuyo caso, se aplicaría la norma comentada.

Patria potestad

En cuanto a la patria potestad decir que se trata de los deberes y derechos de los padres en relación con los hijos que no hayan alcanzado la mayoría de edad.

Se refieren a su cuidado, desarrollo y educación.

Se prevé como sistema general, que sea compartida entre ambos padres.

También cabe el ejercicio por uno de los padres, e incluso la privación en caso de que la situación lo aconseje.

Guarda y custodia

Respecto a la guarda y custodia indicar que consiste en vivir, cuidar y asistir a los hijos.

Puede ser acordada por el Juez de forma compartida, siempre que al menos uno de los padres lo solicite.

Es preciso aportar una:

propuesta fundada del régimen de desarrollo de la custodia, incluyendo la determinación de los periodos de convivencia y relación, así como las formas de comunicación con el progenitor no custodio y, en su caso, con los demás parientes y allegados”.

Es decir, es necesario proponer el modo en que va a desarrollarse dicha guarda compartida:

  • dónde
  • cuanto tiempo
  • aportaciones económicas
  • visitas del no custodio y otros parientes, etc.

 

Ley vasca de custodia compartida

Ley vasca de custodia compartida

Oposición a la custodia compartida

Determina la Ley Vasca de Custodia Compartida, que la oposición a la custodia compartida por parte de uno de los progenitores, o la existencia de malas relaciones entre ambos:

no serán obstáculo ni motivo suficiente para no otorgar la custodia compartida

siempre que el interés del menor así lo aconseje.

Es decir, que cabe que el Juez adopte el sistema de compartir la guarda entre ambos padres, aunque no haya acuerdo entre los mismos, siempre que no sea perjudicial para el menor.

Efectos de la violencia doméstica

Así es, otra de las novedades la constituye el hecho de tomarse en consideración el supuesto de existencia de condena penal de uno de los progenitores por sentencia firme por un delito de violencia doméstica o de género.

De este modo, atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro miembro de la pareja o de los hijos que convivan con ambos, tiene graves consecuencias

En ese caso, no procede atribuir la guarda y custodia de los hijos, ni individual ni compartida, ni un régimen de estancia, relación y comunicación respecto de los mismos, al progenitor condenado penalmente, hasta la extinción de la responsabilidad penal.

Circunstancias personales y familiares

Se tomarán en consideración las circunstancias concurrentes en el caso, como:

  • la situación de hecho de guarda anterior
  • el número y edad de los hijos
  • la opinión de los menores
  • los informes técnicos (del servicio de mediación familiar, médicos, sociales o psicológicos)
  • el arraigo social, escolar y familiar de los menores
  • la ubicación de la residencia de los padres y sus posibilidades de guarda, etc.

Como ya indicábamos en nuestra anterior comunicación, los informes periciales va a ser muy importantes en este punto, especialmente los correspondientes a los servicios psicosociales adscritos al Juzgado, cuando se cuente con ellos.

También cabrá en interés del/os menor/es que se acuerde por el Juzgado que sea uno solo de los progenitores quien ejerza la guarda, fijándose en este caso las visitas del no custodio.

Alimentos

Igualmente y como ya venía haciéndose hasta ahora, el Juez resolverá sobre alimentos de los menores, cargas del matrimonio o pareja y, en su caso, pensión compensatoria.

Todo ello en función de las circunstancias, especialmente:

  • las necesidades de los menores y
  • la capacidad económica de los progenitores.

Novedades de la Ley

En definitiva, la mayor novedad la constituye el hecho de que no sea preciso al acuerdo de ambos, para que el Juzgado fije una custodia compartida.

Esto, en la práctica, prevemos que puede dar lugar a incumplimientos.

Los incumplimientos, pueden alterar la vida de los menores y generar problemas económicos, al tener que mantener una vivienda común para los hijos y padre o madre custodio.

Además, es necesaria otra vivienda, para cuando el padre o madre no conviva con los hijos.

También es necesario conciliar horarios y disponibilidad de ambos padres, en lo que influirá notablemente su actividad laboral o profesional y otras circunstancias.

Ley vasca de custodia compartida

Ley vasca de custodia compartida

Efectos de la violencia doméstica

Otra de las novedades la constituye el hecho de tomarse en consideración la  condena penal de uno de los progenitores por sentencia firme por un delito de violencia doméstica o de género.

Atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad sexual del otro miembro de la pareja o de los hijos que convivan con ambos, tiene graves consecuencias.

La principal consecuencia es que no procede atribuir la guarda y custodia de los hijos, ni individual ni compartida, ni un régimen de estancia, relación y comunicación respecto de los mismos, al progenitor condenado penalmente, hasta la extinción de la responsabilidad penal.

Continuaremos en próximos artículos comentando:

  • el uso de la vivienda
  • las medidas previas, provisionales o coetáneas y definitivas
  • su modificación, así como otros aspectos de la norma.

Facilitamos por si desea consultarlos, los siguientes enlaces:

AbogadoDigital

Compártelo!

No Hay Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *