No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

  • No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo.

  • Sentencia nº 697/2017, Sala 2ª, de lo Penal, de 25 de Octubre de 2017.

  • Analiza si existe o no violencia de género en el caso enjuiciado.

  • Se trata de un hombre y una mujer que se conocen por una red social, quedan en diversas ocasiones y llegan en una de ellas a mantener relaciones sexuales.

 


 

 Los antecedentes

Se trata de un hombre y una mujer que se conocen a través de la red social “Badoo”. Mediante dicha red social intercambian mensajes sobre gustos, aficiones, etc.

Como indica la sentencia comentada: “los protagonistas tuvieron cinco encuentros de gradual aproximación e intimidad: paseos, excursiones al monte, citas en la playa, citas románticas para bailar y, finalmente, encuentro de absoluta intimidad manteniendo relaciones sexuales plenas y consentidas de grado por los dos protagonistas”.

Durante sus comunicaciones, ella le manifestó a él que se dedicaba al cuidado de personas mayores, cuando realmente se dedicaba a la prostitución.

No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

Ambos vivían separados y en diferentes localidades. Ella residía en Vitoria-Gasteiz y él en Andoain (Guipuzkoa).

Se juntaros y vieron en cinco ocasiones en San Sebastián-Donostia yendo al monte, a pasear, a la playa,  a bailar…

Solamente en una ocasión, llegaron a mantener relaciones sexuales plenas voluntarias.

Al descubrir él que ella se dedicaba a la prostitución y ésta se lo reconociera. Así, mientras mantenía la relación con el acusado, ella seguía desarrollado esta actividad.

Efectivamente, inicialmente ella le había contado que se dedicaba al cuidado de personas mayores: Mas tarde le explicó, que era la encargada del establecimiento de prostitución.

No consta que en esos cinco encuentros mantenidos, hablaran de la posibilidad de convivir en una u otra ciudad. Tampoco de mantener una relación estable en la distancia, ni de tener hijos.

La conclusión es que no hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo.

 

Los hechos enjuiciados

Esta situación hizo que la comunicación entre ambos fuera a través de “whatsapp”. El se dirigía a ella de forma despectiva y amenazante.

Quedaron en encontrarse las 3,30 horas del día 26 de octubre de 2014 en la discoteca “People” de Donosita-San Sebastián, lo que así ocurrió. Ambos permanecieron en la misma varias horas.

Tras pasear por la ciudad, accedieron al interior del coche de él, donde estuvieron un rato conversando. En dicho lugar, él comenzó a pegar a ella. Le agarró del pelo y después le propinó varios puñetazos en la cara y cabeza. Cuando aquélla logró salir al exterior del vehículo, él siguió pegándole puñetazos en la cara y la cabeza.

Finalmente, llegó al lugar una persona, lo que hizo que el agresor se marchara rápidamente, dejandola allí. Poco más tarde acudieron dos agentes de la Policía Municipal, la asistieron y la evacuaron en ambulancia a un hospital, donde fue atendida de sus heridas.

 

La Sentencia de la Audiencia Provicial de San Sebastián: no hay violencia de género si no hay relación de pareja o noviazgo

Se estableció la condena de él,  por un delito de lesiones, del art. 147.1 CP, a la pena de un año de prisión, accesorias y prohibición de aproximación a menos de 300 metros de la agredida, su persona, domicilio y lugar de trabajo y de comunicarse con ella por cualquier medio durante un período de cuatro años.

También le condenaron por un delito leve de amenazas, a 2 meses de multa, con una cuota diaria de 6 euros (360 euros), por los mensajes de

No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

“whatsapp”.

Se le absolvió del delito de agresión sexual de los artículos 178 – 179 CP y del delito continuado de amenazas en el ámbito de la violencia de género y de dos delitos de amenazas en dicho ámbito. También se absolvió de la acusación de un delito leve continuado de vejaciones injustas o una falta continuada de vejaciones injustas y de tres delitos leves o tres faltas de vejaciones injustas.

Se entendía que era una relación casual y que, por tanto, no hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo entre las partes.

 

La fundamentación de la Sentencia del Supremo: no hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo

La víctima ha mantenido que ambos eran pareja o novios. Pero ésto ha sido negado en todo momento y desde el principio por el agresor.

En su día el Juzgado de Violencia sobre la Mujer sostuvo su competencia, por entender que se había establecido una relación de pareja “aun de muy breve duración y de carácter incipiente, durante al menos unos 15 días”. pero esto no vincula al Tribunal, que puede hacer una valoración diferente del elemento del tipo “análoga relación de afectividad” a la del matrimonio. Todo ello sobre la base de los datos, elementos y circunstancias proporcionados por las pruebas.

 

Inicio de la relación

Como se ha dicho, se conocieron por la red social “Badoo” a finales de agosto y principios de septiembre. Se intercambiaron datos relativos a sus vidas, aficiones, trabajos, etc., propios de personas que pueden tener más o menos amistad.

El primer contacto físico o cita, se produce con motivo del Festival de Cine de Donostia-San Sebastián que tuvo lugar ese año 2014, entre los días 19 y 27 de septiembre, sin que ella recuerde el día concreto lo que resalta la Audiencia, porque según máximas de experiencia, una persona suele acordarse de cuando empieza una relación de noviazgo.

La Audiencia infiere que no fue una relación de pareja o noviazgo. De hecho, a pesar de que ya desde cuando él declaró en el Juzgado de Violencia sobre la mujer, ella ya sabía que éste negaba tal relación. Ella no guardó los mensajes de Whats-App de tipo amoroso o de otro tipo que confirmaran esa relación de noviazgo. Sin embargo, sí mantenía mensajes amenazantes e injuriosos anteriores.

La propia agredida mantiene que el período de duración no fue superior a 15 días. Este dato, hace difícil inducir una relación de afectividad análoga a la del matrimonio.

Efectivamente, en ese período de 15 días, continuaron cada uno viviendo en su lugar de residencia: Vitoria-Gasteiz y Andoain, respectivamente. Así, durante esos 15 días, mantuvieron cinco encuentros físicos en cuatro días, teniendo en un día dos. En ese escaso período de tiempo mantuvieron una relación sexual completa consentida en el coche del acusado.

No se ha acreditado que en esos cinco encuentros hablaran de la posibilidad de convivencia en una u otra ciudad. Tampoco de mantener la relación de manera estable en la distancia. Ni tampoco de tener hijos.

 

Naturaleza de la relación entre ambos

La Audiencia, considera que, para valorar la naturaleza de esa relación, no puede obviarse que la víctima en ese periodo ejercía la prostitución. Este hecho lo ocultó al acusado cuando comenzó la relación Mas tarde le reconoció, que lo hacía en un establecimiento en el que se ejercía la prostitución. Que trabajaba pero como encargada del negocio, no como prostituta. Todo ello motivado por qué él descubre que la ejerce, ella se lo reconoce así.

Considera la Audiencia, que si había una relación de noviazgo o de pareja, debía haberlo contado al acusado. Este era un dato fundamental. Saberlo era necesario para una relación con un mínimo de fidelidad. Lo que no hizo desde el inicio en septiembre 2014. Sinceridad, que no hubo en ese período de 15 días. Durante los mismos, continuó ejerciendo la prostitución, lo que desconocía el acusado. Por ello, la Sala deduce la imposibilidad de que pudiera existir una razonable idea de que él fuera su novio. Que era más plausible que durante esos 15 días, en los cinco encuentros se seguían viendo, como amigos.  Así, durante los encuentoros, siguieron contrastando los datos personales que se habían intercambiado en la red. Pero el acusado descubrió que ella le estaba engañando. Engaño que constituía un elemento trascendental en cualquier relación personal, como ejercer la prostitución.

 

La conclusión del Tribunal

No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo. La relación de afectividad análoga a la conyugal no puede ser presumida en contra del acusado. En definitiva, no hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo.

No concurre en los hechos probados uno de los requisitos del tipo agravado del artículo 148.4 CP. Puesto que no toda relación afectiva o sentimental puede ser calificada como análoga a la conyugal. No hay violencia de género sin relación de pareja o noviazgo.

Para que haya analogía con la relación conyugal se precisa que exista analogía en estos aspectos:

  • naturaleza
  • finalidad
  • intensidad
  • grado de compromiso
  • seriedad
  • duración.

 


Aviso LegalEnlace a la noticia

Artículo 147.1 Código Penal

Artículo 148.4 Código Penal

Artículos 178 – 179 Código Penal

¿Ha sido útil? ¡ Con tu opinión mejoraremos! ¡Gracias!
[opiniones: 12 valoración media: 5]
Compártelo!

No Hay Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *