Derecho Civil

El Derecho Civil es la rama del Derecho Privado, cuyas normas regulan las relaciones personales o patrimoniales, entre personas privadas o públicas, tanto físicas como jurídicas, de carácter privado y público (si actúan como particulares).

También incluye las normas genéricas aplicables a todas las ramas del Derecho, como las fuentes normativas, las normas de aplicación e interpretación de las leyes, etc.

Derecho Civil

Por tanto, se trata de normas que regulan tanto la persona y sus facultades como las relaciones que pueden existir entre las mismas.

Regula además otros aspectos, como la organización jurídica de la familia  (matrimonio, filiación, etc.) y las relaciones jurídicas de carácter patrimonial establecidas entre particulares.

Tal sería el caso de la propiedad y todo lo que ella conlleva: comunidad de propietarios, registro de la propiedad, etc.. Los contratos (compraventa, arrendamiento, etc.). La responsabilidad civil (negligencia, impericia, derivada de delito, etc.).

En definitiva, el derecho Civil está presente desde que nacemos, hasta después de nuestra muerte.

Desde que nacemos: al establecer nuestro nombre, los derechos y obligaciones de nuestros padres, la mayoría de edad, el matrimonio.

A lo largo de nuestra vida: también regulará cualquier  obligación o contrato que realicemos con otras personas, al comprar, vender, alquilar, etc.

Y hasta nuestro fallecimiento: la disposición de nuestros bienes.

También el Derecho Civil contiene las normas de Derecho Internacional Privado, que regulan que ley resulta ser aplicable ante un conflicto de leyes de varios estados.

Por tanto, el Derecho Civil es la parte más importante de los estudios de derecho, la de mayor extensión y a la que dedicamos la mayor parte de nuestro trabajo.

Los campos que regula el Derecho Civil son:

  • Derecho de las Personas

    Conjunto de normas que determinan el inicio y fin de la existencia de la persona. La capacidad jurídica, los derechos de la personalidad de cada individuo en sus relaciones con los demás, su capacidad o facultades. Así: el nombre, la nacionalidad, el domicilio, el estado civil, etc.

  • Derecho de la Familia

    Normativiza las consecuencias jurídicas de la relaciones familiares que derivan del parentesco y del matrimonio: filiación, parentesco, etc.

  • Derechos Reales

    Normas del Derecho Civil relativas a las cosas o bienes. También las relaciones jurídicas de las personas con los objetos y entre las mismas en relación a las cosas. Así: la propiedad de las cosas, modos de adquisición, posesión, tenencia, obligaciones, servidumbres, etc.

  • Obligaciones y contratos

    Reglas para regular los negocios jurídicos, contratos, actos, hechos. También sus consecuencias y obligaciones de las partes.

  • Responsabilidad Civil

    El Derecho Civil determina cómo indemnizar los daños y perjuicios causados en el patrimonio de una persona. Se trata de una rama de las obligaciones que por razón de su importancia, separamos de éstas.

  • Sucesiones

    ¿Qué sucede al fallecimiento de una persona con sus bienes, sus derechos y sus obligaciones?. Es claro, es necesario transferirlos. ¿A quién?, estas son las bases de dicha rama.

Desde el despacho aportamos soluciones jurídicas a diversos aspectos del Derecho Civil, especialmente en las siguientes áreas:

 

Derecho de Familia

Matrimonio e hijos: separación matrimonial, divorcio y ruptura de pareja de hecho. Medidas provisionales. Derecho de visitas de hijos, pensión de alimentos hijos. Pensión compensatoria. Atribución del uso del domicilio familiar. Convivencia de hecho. Disolución del régimen económico matrimonial:

  • Custodia compartida
  • Vivienda familiar
  • Pensiones de manutención
  • Menores
  • Pensión compensatoria
  • Mediación
  • Visitas
  • Modificación de medidas
  • Gastos extraordinarios
  • Liquidación de gananciales
  • Regímenes matrimoniales
  • Situaciones patrimoniales extramatrimoniales.

 

Capacidad de las personas

Cuando nacemos somos ya sujetos pasivos de derechos. Tenemos capacidad jurídica. Hasta la mayoría de edad o emancipación, no disponemos de plena capacidad de obrar. La regulación legal establece plazos o edades a partir de las cuales, se tiene plena capacidad jurídica y de obrar.

No obstante, se dan circunstancias que permiten arbitrar soluciones para el caso en que por enfermedad o falta de capacidad, sea necesario complementarla. Bien para determinados actos, o bien, para situaciones definitivas o más dilatadas en el tiempo.

Modificación de la capacidad

Efectivamente, la capacidad de las personas puede modificarse durante la minoría de edad, mediante la emancipación del mayor de 16 años. También, al alcanzar la mayoría de edad, cuando existen causas de discapacidad o enfermedad que impiden que la persona pueda gobernar sus actos, tomar decisiones importantes, o cuidar de sí misma.

Efectivamente, estas situaciones, pueden también sobrevenir como consecuencia de accidente o enfermedad en cualquier momento de la vida de la persona. Esta rama del derecho civil trata de preservar el patrimonio y la persona, de quien carece de capacidad, o la tiene limitada. Hace responsables a otras personas con capacidad para ayudar, complementar e incluso suplir la voluntad del incapaz.

Conflicto de intereses

También puede darse, cuando existe un conflicto de intereses en determinados actos o negocios de la persona que habitualmente representa a un incapaz. Tal sería el caso del nombramiento de defensor judicial, cuando uno de los padres concurre a una misma herencia con el hijo. En estos casos, es necesario que se nombre, para complementar su capacidad y defender sus intereses, a un defensor judicial ajeno al progenitor con el que concurre a la herencia.

Así pues, los asuntos en que más frecuentemente intervenimos en el despacho son los siguientes:

  • Declaración de incapacidad
  • Nombramiento de tutores
  • Nombramiento de defensor judicial
  • Administración de los bienes del menor o incapaz
  • Rendimiento periódico de cuentas de la administración
  • Solicitud judicial para adquisición, gravamen, enajenación de bienes, o derechos del sometido a tutela o incapaz.
  • Emancipación
  • Demencia senil incapacitante
  • Alzheimer, etc.

Cualquiera de estos problemas, que pueden provenir desde el nacimiento, o presentarse de improviso, o de forma progresiva, por causa de accidente, enfermedad, etc., requiere de soluciones rápidas, por el propio interés del incapaz. Poreste motivo, ponemos a su disposición nuestra experiencia para una eficaz solución de esta clase de casos, sobre los que puede consultarnos.

 

Responsabilidad Civil

La responsabilidad civil es la obligación del autor de un delito, una acción, u omisión culposa, o una negligencia, de reparar económicamente los daños y perjuicios causados o derivados de la infracción bien sea penal o meramente civil.

El objetivo de la responsabilidad civil es compensar a la víctima por los daños causados ,por lo que persigue un interés privado que no es otro que restaurar su patrimonio al estado en que se encontraba antes de producirse ese hecho causante.

La víctima del delito y beneficiario de la indemnización en la que se valora la responsabilidad civil derivada del mismo, puede renunciar a la misma siempre que esta renuncia no atente contra el interés u orden público, ni perjudique a terceros. Lo mismo pueden hacer los perjudicados por infracciones en el orden civil, por culpa o negligencia, respecto de su derecho a ser indemnizado por las actuaciones del responsable civil.

Reparación del daño

La reparación del daño ocasionado puede consistir en obligaciones de dar, de hacer o de no hacer algo, y se determinará por el Juez.

Este atendienderá a la naturaleza de la infracción y a las condiciones personales y económicas del culpable pero especialmente a la disminución patrimonial que experimenta la víctima.

La indemnización de perjuicios comprenderá no solo los ocasionados al agraviado, sino también a sus familiares o a terceros.

Si la víctima hubiera contribuido a la producción del daño o perjuicio sufrido, podrá disminuirse el importe de su indemnización proporcionalmente a su contribución.

El perjudicado por el delito podrá optar por exigir la responsabilidad derivada del mismo en la vía penal, pudiendo ser cuantificada en la sentencia que ponga fin al proceso penal. También por la vía civil, en cuyo caso será necesario ejercer las acciones correspondientes ante los tribunales civiles.

La acción de responsabilidad civil puede transmitirse a terceros.

Responsables

Son responsables de indemnizar:

  1. Los autores que hubiesen cometido el delito y sus cómplices.
  2. Los que por acción u omisión causen daños a otro sin que sea constitutivo de delito.
  3. También lo son los aseguradores si el riesgo estuviese asegurado.

Así, son responsables:

  • Los padres o tutores: por los daños y perjuicios causados por los delitos o acciones de los menores de edad. Igualmente por los mayores sujetos a su patria potestad o tutela que vivan en su compañía, siempre que exista culpa o negligencia.
  • Las personas naturales o jurídicas que se dediquen a la industria o el comercio, por los delitos o negligencias que hayan cometido sus empleados o dependientes, representantes o gestores, en el desempeño de sus obligaciones, o en la prestación de sus servicios.

Plazo para reclamar

La posibilidad de reclamar la responsabilidad civil, prescribe con el transcurso de un año.

Reclamaciones

Dentro de nuestra actividad profesional, gestionamos reclamaciones relativas a accidentes de toda clase, como los accidentes de tráfico relativos a ocupantes (siempre son indemnizables sus lesiones), peatones, bicicletas, motocicletas, automóviles, embarcaciones, etc..

También caídas en establecimientos públicos como transportes, grandes almacenes, supermercados, hostelería, instalaciones y negocios de acceso público, etc..

Así:

Daños causados por animales

Especial incidencia tienen en este aspecto los daños causados por animales: perros, gatos, caballos vacas, etc., animales sueltos y sin control de su propietario, etc.

Aunque se trata de una rama del Derecho Mercantil, detallamos aquí que procedemos al análisis de pólizas de seguro: coberturas, interpretación, cláusulas limitativas, eficacia y validez de las mismas, derechos de repetición de las aseguradoras contra sus asegurados, etc.

Responsabilidad médica y sanitaria

Un apartado importante y cada vez más frecuente fuente de reclamaciones. Cuando en  los tratamientos médicos o sanitarios dispensados por aseguradoras de salud y facultativos: médicos, especialistas, personal sanitario, etc., se produce infracción de la “lex artis”. Hablamos de actuaciones en sanidad privada, ya que la sanidad pública lleva otro régimen jurídico.

Se dan situaciones de negligencia, o de actuación o inacción culposa en el funcionamiento de servicios asistenciales privados o en las actuaciones de los profesionales sanitarios, al no cumplir con los protocolos de actuación previstos para cada situación. También en los casos en que se realizan intervenciones quirúrgicas con resultados adversos por estos motivos. Incluso cuando no se ha informado debidamente al paciente de los riesgos de la intervención mediante el denominado “consentimiento informado“. Dicho consentimiento ha de suscribirlo el paciente, con carácter previo a la intervención. En dicho consentimiento, se hacen constar las posibles consecuencias de la operación, sus riesgos, o los posibles efectos secundarios de la misma, que el paciente ha de aceptar.

Si te encuentras en una de estas situaciones no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que estudiemos tu caso y te ayudemos a solucionarlo.

 

Derecho de Sucesiones

El Derecho de sucesiones es la parte del Derecho Civil privado que regula la sucesión mortis causa. Determina el destino de las titularidades y relaciones jurídicas tanto activas (bienes y derechos) como pasivas (obligaciones, deudas, etc.) de una persona después de su muerte.

Nosotros ayudamos a determinar el destino que se le van a dar a los bienes del difunto. Se determina el ámbito de actuación de la autonomía de la voluntad (testamento) y las normas dispositivas que suponen la voluntad del causante, así como las normas imperativas que sea necesario aplicar necesariamente y, en caso de no existir testamento, la sucesión legal.

Revisamos los requisitos de validez del testamento, con la finalidad de asegurar que lo que aparezca en él sea realmente la voluntad del testador.

Articulamos los trámites necesarios para el reparto de los bienes hereditarios, especialmente cuando haya conflictividad, tratando siempre de dar solución extrajudicial al desacuerdo. De no ser posible, acudimos a los Tribunales a fin de hacer valer los derechos de nuestros clientes.

Son aspectos de esta clase de asuntos, los siguientes:

  • Sucesiones testamentarias
  • Herencias o sucesiones “ab intestato” (sin testamento)
  • Declaración de herederos
  • Testamento
  • Particiones
  • Adjudicación de los bienes

 

Derechos Reales

Las personas tiene sobre las cosas diferentes facultades, derechos y obligaciones como la propiedad y la mera tenencia o posesión. La posesión y el dominio o propiedad, actúan de tal modo que pueden incluso modificar, crear o extinguir derechos sobre las cosas a través de diversas instituciones específicas de esta rama del derecho. Tal sería el caso de las acciones reivindicatorias o declarativas de dominio, el régimen jurídico de las servidumbres (luces y vistas, paso, etc.). También otras como la prescripción, a virtud de la cual, puede hacer incluso, que se adquiera la propiedad de un inmueble por posesión continuada del mismo.

Las cosas (“res, rei” en latín de donde proviene “reales“)  pueden clasificarse básicamente en dos clases:

  1. Los bienes muebles
  2. Los inmuebles

Propiedad

Esta parcela del derecho civil privado, regula la adquisición del dominio o propiedad mediante diversas instituciones o modos necesarios para su adquisición (entrega, ocupación, accesión y prescripción), así como sus vicisitudes durante la vigencia de la propiedad a través de los derechos reales que limitan la propiedad como lo son: el usufructo, servidumbre, o censo, u otros derechos que se denominan de garantía como la prenda, hipoteca, etc.

Dentro del derecho de propiedad, existen una serie de situaciones que conlleva la adquisición y mantenimiento de la misma, siendo los bienes inmuebles por su naturaleza e importancia económica una fuente de obligaciones y derechos que dan lugar a diversas intervenciones profesionales:

  • Redacción de contratos (arrendamiento, compraventa, etc.)
  • Reclamación por daños causados a la propiedad por terceros
  • Defectos constructivos
  • Condominio
  • Comunidad de Propietarios, regulación y situaciones derivadas de las comunidades de vecinos: adopción de acuerdos, obligaciones de propietarios, etc.
  • Servidumbres: luces y vistas, paso, etc.
  • Tanteo, retracto, opción de compra
  • Hipoteca como derecho real de garantía
  • Acciónes reales:
  1. Reivindicatoria: cuando se es privado de la posesión
  2. Posesoria: interdictos de retener, recobrar la posesión y de obra nueva
  3. Confesoria: defiende al acreedor hipotecario y a quien tiene una servidumbre activa
  4. Negatoria: restablecimiento de la situación posesoria perdida

Muchas son las posibilidades de actuación profesional en estos temas. Nuestro despacho siempre recomienda antes de acometer cualquier acción o modificación, un estudio previo de las situaciones de las cosas, previniendo efectos indeseados. Pero también, damos satisfacción a los justos derechos de los propietarios o poseedores a través de las acciones judiciales mencionadas.

 

Obligaciones y  Contratos

Hemos desgajado de este apartado el anterior, relativo a la Responsabilidad Civil, por su importancia, aunque no son menos importantes las obligaciones que presenta dos aspectos o dos facetas:

Activa: un poder o facultad de exigir algo.

Pasiva: un deber de dar, hacer o no hacer.

Por tanto, con dos figuras:

  1. El acreedor: titular de un derecho que lo puede exigir.
  2. El deudor: obligado a realizar, dar o cumplir la prestación.

Las obligaciones se crean por la ley (así se establecen normativamente). Pueden originarse por los negocios jurídicos y contratos (que son ley entre las partes). Pero también pueden proceder de hechos penalmente ilícitos como los delitos y por  las obligaciones derivadas de actos u omisiones en que intervenga culpa o negligencia, pero que no sean delito.

En este marco, esbozaremos algunos supuestos:

  • Donación
  • Compraventa
  • Arrendamiento
  • Contrato de obra
  • Contrato de Sociedad
  • Mandato
  • Préstamo y depósito
  • Fianza

Vicisitudes ded las obligaciones y contratos

El nacimiento, modificación, novación y extinción de las obligaciones están regulados en el Código Civil.

Igualmente, dicha norma establece las consecuencias del incumplimiento de las mismas, con una amplia casuística.

También se regulan los requisitos para su establecimiento, validez, extinción,  eficacia, interpretación, etc.

Desde nuestro despacho analizamos las situaciones y relaciones obligatorias y contractuales, redactando contratos, acuerdos, transacciones, etc.. También interviniendo en caso de nulidad, falta de cumplimiento por una de las partes, etc., reclamando judicial y extrajudicialmente, el pago o cumplimiento de la obligación de que se trate.