Datos personales de europeos por la red

Muchas son las circunstancias y datos personales de europeos por la red, que viajan por el ciberespacio.

Siempre pensamos que nosotros somos irrelevantes y que en el marasmo de datos que circulan por internet, o se encuentran en el “big data”, nadie tiene ningún interés en nosotros, pero esto no es así.

Así es, muchas empresas nos facilitan de forma gratuita direcciones y servidores de correo electrónico, almacenamiento en la nube, aplicaciones para nuestros teléfonos inteligentes, etc. y la pregunta siempre es la misma: ¿dónde está el negocio, si es gratis?, la respuesta puede simplificarse de este modo: ¡el negocio eres tú!.

 

 El negocio eres tú

Efectivamente, nos sorprende que una aplicación que tiene por objeto que el móvil nos sirva de linterna, nos solicite autorización para acceder a nuestros contactos, a nuestras imágenes almacenadas, etc., no tiene sentido.

Lo grave es que ante la imposibilidad de usar dicha APP, sin pensarlo y sin leer las prolijas, extenuantes y adustas condiciones de uso, procedemos a marcar la casilla de “acepto”, e incluso “leído y acepto”, con lo que muchas veces aceptamos que los creadores de dicha aplicación, los gestores del correo electrónico gratuito y otros servicios, tengan acceso a muchos datos y actividades que realizamos en la red, precisamente esos que pensamos que a nadie importan y que pasan desapercibidos accedan a nuestros datos.

También admitimos que el prestador de dichos servicios, pueda unilateralmente y sin previo aviso, modificar las condiciones de uso de dichas utilidades gratuitas. Esto nos obliga a pasar a comprobar las mismas, lo que en la práctica rara vez se produce, por lo que las modificaciones pueden darse sin que no nos demos ni cuenta.

 

Europa y Norteamérica

Datos personales de europeos por la red

Datos personales de europeos por la red

Europa es mucho menos permisiva que Norteamérica en lo referente a los datos personales, pues en USA los servicios de inteligencia, disponen de acceso, sin autorización judicial a los datos que desean, en aras a la seguridad de sus ciudadanos, pero en la red de redes hay datos de muchas más personas que sus nacionales y se dan tres circunstancias que hacen que así, se controlen millones, tanto de datos como de personas. Se habla que además de los tradicionales cuerpos de los ejércitos (tierra mar y aire), hoy en día, al parecer, coexiste con los mismos un cuarto cuerpo, el relacionado con la comunicación electrónica.

 

Situación técnica

En primer lugar destacar que autorizada la interceptación de datos y como quiera que la fibra óptica por la que corren, ha de amplificarse cada cierto tramo para no perder la señal, que no es otra cosa que la luz, que circula en forma de unos y ceros, un “espejo” en determinados puntos de la red permite acceder a esos datos que circulan por la misma, con facilidad y sencillez, desde el punto de vista técnico.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que dado que las autopistas de la información tienen sus mejores canales en los Estados Unidos, es por allí por donde transita un altísimo porcentaje de los datos mundiales, incluídos los datos personales de europeos por la red, por lo que se puede controlar una gran parte de todos los que circulan globalmente.

En tercer lugar hay que tomar en consideración que los datos así obtenidos y que pensamos que a nadie interesan, son tratados no por personas, sino por grandes máquinas, capaces de realizar innumerables operaciones y obtener resultados según la programación que se realice de las mismas, con lo que el control de los datos es relativamente sencillo.

 

Datos personales de europeos por la red

Así, La Directiva Europea sobre el tratamiento de los datos personales dispone que sólo se pueden transferir dichos datos a un país tercero si éste garantiza un nivel de protección adecuado de dichos datos. También conforme a la Directiva, la Comisión puede declarar que un país tercero garantiza un nivel de protección adecuado en razón de su legislación interna o de sus compromisos internacionales.

DATOS DE EUROPEOS POR LA RED

DATOS DE EUROPEOS POR LA RED

El Sr. Maximillian Schrems, ciudadano austriaco, usuario de Facebook puso una denuncia por este motivo, pues a través de dicha red social, se transfieren total o parcialmente desde su filial irlandesa datos, a servidores situados en territorio de los Estados Unidos, donde son objeto de tratamiento y no garantizan una protección suficiente de dichos datos así transferidos, frente a las actividades de vigilancia de las autoridades, lo que dió lugar a la sentencia que pasamos a comentar.

 

Justicia europea

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicó el pasado 6 de octubre una sentencia que supone que las transferencias de datos de las empresas europeas que vayan desde la Unión Europea a EEUU no pueden seguir realizándose bajo la base legal de la Decisión de Puerto Seguro (Safe Harbour), sino que el TJUE ha declarado inválida la Decisión de la Comisión 2000/520/CE que establecía el nivel adecuado de protección de las garantías para las transferencias internacionales de datos a EEUU, ofrecidas por el acuerdo de Puerto Seguro.

El Tribunal afirma que el objetivo de la Directiva 95/46/CE no es asegurar la libre circulación de la información, sino garantizar un elevado nivel de protección de los derechos fundamentales consagrados en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y reafirma la importancia de la intimidad y la protección de datos, como derechos fundamentales, que deben disponer de las mayores garantías posibles.

 

Recomendaciones

La recomendación que se debe hacer a las empresas españolas y europeas es que el almacenamiento de sus datos y sus proveedores de servicios sean españoles o europeos, pues esto garantizará que por parte de los mismos, se cumplen los requisitos europeos sobre protección de datos, tanto hoy como en lo sucesivo y es un medio para la evitación de sanciones y expedientes ante la Agencia Española de Protección de datos y sus homónimas europeas.

 

Tuvimos ocasión de dar nuestra opinión sobre la circulación de datos de europeos por la red, en relación a las empresas que recopilan y conservan datos personales y así se ha reflejado nuestro criterio y recomendación, para las empresas europeas y españolas en la revista digital “eleconomista.es” cuyo enlace incluimos aquí.

No Hay Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *