Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas: consejos y recomendaciones al conductor que se le practican pruebas para detectar si conduce bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas.

Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

 

El conductor que, bien tras un accidente, o por control policial, sospechoso de conducción bajo influencia bebidas alcohólicas, es requerido para someterse a las pruebas de detección alcohólica, ha de decidir si someterse o no a las mismas.

De someterse, si tras hacerlo mediante etilómetro por aire expirado, resulta positiva, se le planteará la duda de si es conveniente realizar las pruebas de detección en sangre, a las que tiene derecho.

—oooOooo—

1.- Delito de conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

Dentro de los delitos contra la Seguridad Vial, el art. 379.2 del Código Penal define el delito de conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas y establece sanciones para el que conduzca un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas, estableciendo penas de prisión de tres a seis meses, o multa, de seis a doce meses, o trabajos en beneficio de la comunidad, de treinta y uno a noventa días.

En todos los casos, además se impone por conducción bajo influencia bebidas alcohólicas la pena accesoria de privación del permiso de conducir, por tiempo mínimo de un año y un día y hasta cuatro años.

Especialmente objetiva es la presencia de consumo de bebidas alcohólicas, estableciendo expresamente la norma citada que,en todo caso”, será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro”.

Así pues, sea cual sea su estado psicofísico y aunque no presente síntomas, el conductor con tasa superior a la citada comete delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

 

2.- Realizar las pruebas

Efectivamente, cuando nos encontramos con un control de alcoholemia preventivo, o cuando tras un accidente nos requiere la policía que interviene, para realizar pruebas de detección alcohólica o drogas, se nos plantea el primer interrogante: ¿soplo, o no soplo?, ¿admito su realización de forma voluntaria, o me niego?.

Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

Conducción bajo influencia bebidas alcohólicas

La primera recomendación sería prestarse a su realización, ya que el hecho de no realizarlas, no supone que no se haya cometido el delito de peligro en que consiste la conducción bajo influencia bebidas alcohólicas, sino que además esta negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica, constituye otro delito.

Se da el caso con cierta frecuencia, de que la condena abarca ambos delitos, si el estado psicofísico del conductor se demuestra que no era el adecuado para conducir.

Esto se determina, mediante otras pruebas distintas de las de detección de impregnación alcohólica, como puede ser por testigos presenciales del modo de conducir; que se haya causado accidente o daños, o mediante la observación de los agentes que intervienen en la realización del correspondiente atestado.

Una vez realizadas, si son negativas, ningún problema se plantea y se puede seguir conduciendo.

En caso de que la prueba detecte la presencia de alcohol en aire espirado, al conductor se le ofrece la posibilidad de contrastar estas pruebas (se deben de realizar dos con al menos 10 minutos entre ellas) mediante análisis de sangre.

 

3.- ¿Es conveniente la realización de análisis de sangre?

Es difícil responder a la pregunta, pero el conductor ha de tener en cuenta que el coste de su realización, corre por su cuenta.

Si la ingesta de bebidas ha sido en un momento anterior a la realización de las pruebas, los resultados pueden ser más altos, pues el hígado y otros órganos afectados, necesitan un amplio período de tiempo para poder procesar el alcohol y eliminarlo de la sangre y del organismo.

 

4.- Proceso de eliminación del alcohol

Nada más ser ingerido, la tasa es inferior a la que se tiene un tiempo después, al ser asimilado por el organismo, siendo el nivel creciente, especialmente si ha habido ingestas sucesivas.

Efectivamente, sin permitir la eliminación de lo anterior, se acumulan otras consumiciones que van alzando la tasa de alcohol en sangre, hasta que el hígado, responsable de su eliminación, comienza a realizar su función.

la eliminación es lenta, pues los consumos de alcohol tardan en ser eliminados, siendo variable este proceso de unos individuos a otros y también, tiene relación con el consumo de alimentos, etc.

Así pues el alcohol se metaboliza lentamente, del orden de 0,15 gr./l por hora como media. Sería preciso que transcurrieran al menos de cuatro a seis horas para poder metabolizar y eliminar completamente una tasa de 0,9 gr. de alcohol por litro de sangre, o lo que es lo mismo: 0,45gr. por litro de aire espirado.

 

5.- Incremento o disminución de la tasa de alcohol

De aquí se deduce que ambas pruebas deben tener una relación en sus medidas en función de cuando se haya producido la última ingesta, pudiendo aumentar, si es reciente, o disminuir si ha transcurrido el tiempo suficiente para que se haya eliminado parcialmente.

Con valores descendentes y bajos en relación a la tasa máxima permitida, puede resultar adecuado realizar pruebas de detección en sangre.

Pero no si la tasa es ascendente y la ingesta reciente, pues el organismo precisa en primer lugar absorber el alcohol, para tras su estabilización iniciar su eliminación.

Continuaremos analizando en siguientes artículos otros aspectos relacionados con la conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas, así: http://abogadodigital.es/alcoholemia-conduccion-bajo-influencia-bebidas-alcoholicas-2/.

Lo explicamos desde el punto de vista del abogado, las diversas situaciones que suelen darse, para que sirvan a cualquier persona, en los casos de “alcoholemia“, denominación común de este delito, últimamente restringido en su comisión y perseguido por los efectos que tiene en la producción de accidentes.

Agradeceremos cualquier comentario en redes sociales, o en el espacio inferior correspondiente.

También intentaremos responder a cualquier consulta o pregunta breve que se nos formule a traves del espacio de comentario al final, en la página de contacto o telefónicamente.

AbogadoDigital

 

 

No Hay Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *