10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

10 cosas que debes saber para divorciarte

Se trata de preguntas habituales o de conceptos básicos para divorciarte o separarte, que es conveniente conocer

 

 

“10 cosas saber para divorciarte”

1.- La intervención de Abogado (y Procurador) es necesaria:

La primera de las “10 cosas para divorciarte” es que para poder acudir al Juzgado, para separarte o divorciarte, o realizar cualquier trámite judicial conexo (modificación de medidas, etc..

Por ello, cuanto antes te pongas en contacto con un abogado, antes empezarás a rentabilizar el importe de sus honorarios. Dispondrás así de información y asesoramiento en todo momento. Podrás ir dando los pasos convenientes para separarte o divorciarte.

 

2.- La separación no extingue el vínculo matrimonial:

Dentro de las “10 cosas saber para divorciarte”, hay que conocer que, a diferencia del divorcio, en la separación, el matrimonio sigue vigente, aunque vacío de contenido. Por tanto, no resultan exigibles las obligaciones inherentes al mismo.

Por este motivo, conviene solicitar inicialmente el divorcio si se prevé que no va a haber posibilidad de que se reanude la relación de pareja. Si ulteriormente desearas casarte de nuevo, no tendrías que realizar ningún trámite previo, si estás divorciado o divorciada.

Por el contrario si lo que estás es separado, para casarte de nuevo, necesitas acudir nuevamente a los tribunales para divorciarte (disolución del vínculo matrimonial).

 

3.- Es aconsejable llegar a acuerdos con tu pareja:

Para separarte o divorciarte, si lo haces de mutuo acuerdo, tendrás importantes ventajas.

Así es, de un lado, el coste del procedimiento en cuanto a los honorarios de los profesionales, se abarata. Como hemos visto, es necesario que intervengan abogado y procurador.

Ambos miembros de la pareja pueden acudir al juzgado con un mismo abogado y procurador, lo que puede reducir costes.

La solución al conflicto personal que supone este paso en una pareja, es menos traumático, especialmente si hay hijos.

También favorece una relación mas flexible y fluida con los hijos, en cuanto a las visitas y comunicación de los padres.

 

4.- Documentos necesarios para separarte o divorciarte:

De las 10 cosas saber divorciarte, los documentos imprescindibles para cualquier procedimiento judicial de separación o divorcio son:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos

Expedidos todos ellos por el Registro Civil.

  • Certificación de empadronamiento del domicilio familiar.

A fin de acreditar la competencia de los Juzgados a que se dirija la demanda.

  • Propuesta de Convenio Regulador: caso de mutuo acuerdo, se debe acompañar a la de demanda.
10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

5.- Medidas que deben concretarse al separarte o divorciarte:

Se trata de aspectos derivados de la separación o divorcio que se fijan:

  1. Por acuerdo de ambos en el Convenio Regulador, que debe ser aprobado por el Juzgado.
  2. Por el Juez en sentencia, en caso de divorcio o separación contenciosos. Se solicitan al Juzgado por las partes y se acuerdan en función de las actuaciones.

Bien sea para separarte o divorciarte de mutuo acuerdo, o si se trata de un procedimiento contencioso, éstas son las habituales:

  • Régimen de patria potestad, guarda y custodia de los hijos. Determinando las obligaciones de cada cónyuge al respecto. Incluye la posibilidad de guarda compartida.
  • Atribución del uso de la vivienda familiar.
  • Régimen de visitas y comunicación del cónyuge no custodio.
  • Pensiones: existen dos apartados:
    • Pensión de alimentos para los hijos.
    • Pensión para la pareja, en caso de que su situación económica suponga un empeoramiento respecto a su situación anterior.
  • Extinción del régimen económico matrimonial: contribuciones a las cargas del matrimonio, partición y adjudicación de los bienes comunes.

 

6.- Mediación familiar:

En el caso de que existan puntos de acuerdo y desacuerdo entre los miembros de la pareja, la mediación familiar puede ser un medio de solución de conflictos matrimoniales. Se trata de una persona ajena a los cónyuges que interviene profesionalmente para tratar de fijar los acuerdos y desacuerdos. Se trata de aproximar las posturas en estos últimos. Dicho profesional puede ser un profesional libre, o un profesional de la mediación establecida en los Juzgados.

Cabe acudir al mediador por acordarlo ambos. También por indicación del juzgado que tramita el asunto de forma contenciosa. LA mayor parte de las veces se consigue un acuerdo que lima las diferencias. Esto permite que la ruptura sentimental sea menos traumática.

 

7.- Siempre hay posibilidad de llegar a un acuerdo:

Cualquier procedimiento que se inicia de forma contenciosa, puede reconducirse a uno de mutuo acuerdo. Así es, en cualquier momento, antes de que se dicte sentencia.

Cabe solicitar la suspensión del procedimiento por ambas partes. Durante la suspensión, se trata de llegar a los acuerdos necesarios para redactar y firmar un convenio regulador.

De no conseguirse, se reanuda el procedimiento contencioso a petición de cualquiera de las partes.

 

10 cosas que debes saber para separarte o divorciarte

 8.- El procedimiento de mutuo acuerdo:

Se denomina a veces “divorcio exprés” pues desde que se presenta la demanda con el convenio regulador, transcurre un plazo breve siendo los trámites sencillos.

Consiste básicamente, en que ambos miembros de la pareja comparezcan a presencia judicial, a fin de ratificarse, por separado en el convenio.

Hecho lo cual, si hay hijos menores, se pasa al Ministerio Fiscal para informe. Así, si no se opone a las medidas acordadas. Posteriormente se pasa al Juez para examinar y, en su caso, aprobar dicho convenio.

Se dicta sentencia de divorcio o separación, aprobando el convenio. Por esto, el convenio, desde ese momento, pasa a formar parte de la sentencia. Como consecuencia, resulta ejecutable por cualquiera de las partes, en caso de incumplimiento.

Esto último, una vez la sentencia es firme, esto es,  si no se ha recurrido la misma.

 

9.- El procedimiento contencioso:

Resumidamente, supone la presentación de una demanda, en que se solicita al Juez el dictado de una sentencia que acuerde el divorcio o separación. Así mismo se solicitan una serie de medidas, generalmente las expresadas en el punto 5 que precede (guarda, patria potestad, alimentos, en relación a los hijos; uso de la vivienda familiar, etc.).

De dicha demanda se da traslado al otro cónyuge y, caso de hijos menores, al Ministerio Fiscal para que presenten escrito de contestación, en el plazo de 20 días.

Realizada la contestación, o transcurrido el plazo sin que se haya verificado, se señala la “vista” ante el Juez. Para su asistencia a la misma, se cita y deben asistir ambos cónyuges.

Se suele intentar un acuerdo, si fuera posible.

Si no comparece alguno de ellos, respecto de mismo, se pueden considerar admitidos los hechos constatados en la demanda, o la contestación de la otra parte, según sean demandate o demandado.

A dicho juicio, ambos cónyuges deben ir asistidos por su Abogado y Procurador.

Realizada la vista, el Juez dictará sentencia. Postyeriormente, la sentencia puede ser recurrida en el plazo de 5 días desde su notificación, ante el mismo Juzgado.

En caso de recurso de apelación, si se han acordado medidas, éstas permanecen vigentes hasta que se resuelve el recurso.

 

 10.- Actuar con templanza y sentido práctico para dar una solución a la ruptura:

Efectivamente, el divorcio o la separación de un matrimonio puede ser uno de los hechos más traumáticos de la vida de una persona, que puede hacer aflorar sentimientos diversos como: odio, sensación de fracaso, culpabilidad…

Se necesita cierta dosis de templanza y sentido práctico, para dar una solución a la ruptura, por las trascendentes consecuencias que conlleva en el orden personal, familiar y económico, que en cada caso son diferentes.

Conviene recurrir a un profesional del derecho cuanto antes, a fin de estar debidamente informado, debiendo aceptarse la nueva situación, superando la ruptura y pensando que se trata de una solución al problema y no un problema en sí mismo.

La solución de la situación, supone un cambio importante al que ambos miembros de la pareja han de adaptarse, pues la vida sigue su curso.

Se trata de una decisión que no se realiza en un momento, sino que lleva un proceso, a veces largo, que hay que sobrellevar.

 

Si consideras que hay algún punto importante que no hemos comentado en “10 cosas saber para divorciarte”.

Si te surge alguna duda o pregunta que deseas realizar, puedes hacerlo en este mismo blog, en los comentarios.

También a través de las redes sociales con enlaces mas abajo.

Muchas gracias por tu aportación.

Isidro GómezAbogado Digital

No Hay Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *